Audio digital, un campo que gana terreno en el país

La grabación, edición y producción musical a través de soportes informáticos se posicionan entre artistas profesionales y novatos. En Paraguay existen pocos centros dedicados a la enseñanza de estos instrumentos tecnológicos.

Por Sergio Andrés Noé Ritter



Actualmente, la tecnología se encuentra al servicio de la música. Ya en su canción Guitarra y vos, el músico Jorge Drexler dedica un tema al cantautor y su computadora.

“Es cierto que no hay arte sin emoción y que no hay precisión sin artesanía. Como tampoco hay guitarra sin tecnología”, reza un fragmento de la letra.

En nuestro medio, están ganando terreno diversos programas de música, entre ellos, el Pro Tools, Cubase, Nuendo y Sonar, además del lenguaje MIDI, que se utiliza en dichos softwares.

Técnicos de estudios de grabación, de televisión y radio, así como disc-jockeys, ya trabajan con esas herramientas, que no solo facilitan la creación, sino también reducen los costos de producción.

Con ellos, los músicos pueden grabar acompañamientos de instrumentos para un show y hasta crear un estudio propio de grabación, pues son de tipo multipistas (grabación de varias pistas de sonido).

Una de las herramientas más aplicadas es el MIDI, un lenguaje informático que utilizan los compositores para la edición de partituras y la musicalización u orquestación de temas.

Aprendizaje. El campo de la enseñanza musical digital es aún incipiente en el país.

Son pocas las instituciones que brindan espacios de capacitación en torno al manejo de estos softwares.

Una de ellas es la escuela de música Maia Jazz y Rock, que se encuentra en una fase piloto. En tanto, el Instituto Profesional de Artes y Ciencias de la Comunicación (IPAC) ya lo hace desde el año 1990.

Pese a ello, la enseñanza de estos módulos sigue siendo un tema poco difundido a nivel local.

“El módulo de informática digital se ideó sobre la base de trabajar las limitaciones con las que suele tropezar el músico, que quiere realizar sus producciones pero no cuenta con herramientas”, comenta Roberto Cáceres, uno de los profesores de Maia.

A esto se añade que, para los artistas les resulta complicado grabar en los grandes estudios, porque son muy costosos en Paraguay.

“Ahora se abre la posibilidad de montar un estudio casero, utilizando algún software. Con ello, los músicos pueden realizar sus propias composiciones”, dice Cáceres.

Pero, armar un estudio casero tiene sus condiciones, que varían según los precios y la calidad, comenta el ingeniero Guillermo Iturrieta, del IPAC.

“Hasta para armar un estudio básico, económico y con cierta calidad, es importante considerar varios factores acústicos, como el eco, la reverberación y otro tipo de resonancias”, comenta, lo que se supera con la aplicación de materiales especiales en las construcciones.

La grabación, edición y producción musical a través de soportes informáticos se posicionan entre artistas profesionales y novatos. En el país existen pocos centros dedicados a la enseñanza de estos instrumentos tecnológicos.

Arreglos instrumentales

La programación musical vía MIDI se ofrece como una posibilidad para que el músico sea autosuficiente en este campo. “Si uno tiene el impedimento de conseguir un bajista, o un baterista, simplemente utiliza una computadora personal para programar el acompañamiento de estos instrumentos.

Con esto se monta un espectáculo en el que se puede tocar la guitarra y cantar”, comenta el profesor de informática musical, Roberto Cáceres. Añade que con este formato “uno puede crear su propia banda con la computadora”.

Indica que hoy en día, la informática es clave para el trabajo del músico. “El MIDI es una herramienta fundamental para la composición musical. Permite establecer una base rítmica y melódica, y realizar arreglos musicales”, comenta Cáceres.

Una de las ventajas de la informática musical es que posibilita la independencia del artista, que monte sus propias programaciones, para luego, emplearlas en un show. “En definitiva, es una informática al servicio del músico para la composición”, apunta.

Las facilidades del MIDI

“Trabajo en la producción musical de la novela Papá del corazón. El software que más usamos tanto para música como video es Pro Tools, versión 7.4”, comenta el productor y músico Sergio Cuquejo.

Este especialista explica las ventajas de este programa. “Se trata de un estándar internacional, que ofrece una interfase gráfica muy amigable, y se emplea en la producción de películas y miniseries.”

En cuanto al funcionamiento, detalla que “el programa brinda un estudio completo de grabación, producción y masterización”.

También explica que ofrece la funcionalidad de añadir múltiples pistas de MIDI. “Cuando hago producciones, trabajo con el MIDI, ya que me permite tocar las notas en el teclado, y luego realizar los arreglos y cambios en la computadora”, dice.

Cuquejo asegura que los MIDI son de fácil aplicación para los músicos. “No siempre se requiere conocimientos musicales para usar el MIDI, ya que los raperos, por ejemplo, lo emplean solo para bases rítmicas.”

Lea esta información en el siguiente enlace (del periódico Última Hora digital):
http://www.ultimahora.com/notas/126901–Audio-digital,–un-campo-que-gana-terreno-en-el-pa%EDs

Anuncios