Un clásico con Bruce Willis

Ya no nos extraña el protagonismo de Harrison Ford en la saga Indiana Jones, o de Tom Cruise en las entregas de Misión imposible. Aunque estos actores son clásicos por los personajes que encarnan, la serie de las películas Duro de matar, con Bruce Willis, no se queda atrás. En todos los números de esta producción, siempre está Willis al frente, con el papel del oficial de policía, más conocido como McClane. Sin dudas, Duro de matar ya no sería lo mismo sin él. En esta ocasión, el agente McClane tiene una difícil misión: enfrentar a un grupo de terroristas, en el aeropuerto de Washington (EEUU). El agente tendrá que desmantelar al comando rebelde que ha tomado el sitio, con el objetivo de rescatar a un cabecilla del cartel de la droga. Pero las cosas se complican cuando McClane descubre que su esposa se encuentra en medio de la amenaza. Una verdadera cinta de acción, suspenso, intriga, y muchas balas, de la mano del infaltable e inconfundible Bruce Willis. En ese sentido, los que gustan de la acción pueden darse una cita y volver a ver este clásico filme.

Un hombre con mucho honor

Hombres de honor es una película dramática que cuenta con las actuaciones estelares de Robert De Niro, Cuba Gooding Jr. y David Keith. Este filme propone la historia de un hombre que no se deja intimidar por nada ni por nadie. Este señor es Carl Brashear, el cual es capaz de hacer lo imposible para alistarse en la Marina. Carl, que es negro, es en cierto modo discriminado por su color. Pero el hombre, con una osadía singular, solicita un puesto como buzo naval en una división de élite, que se dedica a la búsqueda y el rescate. Del otro lado, está el oficial de entrenamiento Billy Sunday, el cual no quiere saber nada de Carl ni de sus aspiraciones. Sunday intenta llegar muy lejos cuando le conduce al aspirante más allá del nivel normal de preparación, con el objetivo de que falle y desista lo más rápido posible. Pero, a medida que pasa el tiempo, los dos hombres establecen un respeto, creando una lucha común por proteger su honor y sus vidas. Una producción que vale la pena ver, porque destaca la perseverancia, la dignidad y la valentía humana.