Concierto de la OSCA: Primeras audiciones prolijas y aplaudidas

Foto: La OSCA dirigida por Dominique Fanal
(Fuente de la imagen: http://www.somosparaguay.com.py/imgnoticias/28746_tapa_492009_84034.JPG)

Crónica y crítica. La Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Asunción (OSCA) brindó en la noche del jueves 3 de setiembre de 2009, en el Teatro Municipal de Asunción (Paraguay), un brillante y ameno concierto, bajo la dirección del maestro invitado, el francés Dominique Fanal.

Por Sergio A. Noé Ritter

Seguir leyendo “Concierto de la OSCA: Primeras audiciones prolijas y aplaudidas”

Concierto de Los Álvarez: Cálido e íntimo recital de la mano de una familia

Foto: Luis Álvarez, violinista paraguayo
(fuente de la imagen: http://www.mca.gov.py/i_bio/luis%20alvarez.jpg)
Crónica y comentario. El miércoles 26 de agosto de 2009, en el Teatro Agustín Barrios del Centro Paraguayo Japonés (CPJ), de Asunción (Paraguay), se ofreció un espectáculo musical con la familia Álvarez en escena.
Por Sergio A. Noé Ritter

La presentación, que se realizó en el marco de los festejos del 21º aniversario del CPJ, brindó un recital ameno e intimista, en un auditorio que no estuvo repleto.

Esta cita puso a relucir los talentos musicales de cuatro generaciones de una familia, que tiene su tronco inicial con el maestro Lorenzo Álvarez, conocido como el violín romántico de Asunción.

La noche se inició con Danza paraguaya, un clásico ejecutado en solo de piano por Luis Álvarez, quien sorprendió con sus innovadores arreglos.

Inmediatamente, Luis tomó el violín para compartir con la orquesta que lo acompañó, regalando al público polcas y guaranias.

No faltaron en el escenario los demás Álvarez, entre ellos Patricia, quien logró dulces sonidos con su flauta traversa, y Juanchi, quien obtuvo líricas melodías con su violín.

La pequeña Ana Paula, una más de la familia Álvarez, también desató algunas emociones en el público con la ejecución del violín.

Don Lorenzo, el más experimentado de la familia, tuvo la oportunidad de lucirse con una brillante y limpia ejecución del violín.

El añadido vocal -un condimento que parecía faltar- apareció sorpresivamente en medio de la velada, con la voz del invitado Francisco Russo.

Al son de la orquesta, con músicos locales, se pudieron apreciar composiciones de Emiliano R. Fernández, entre ellas la inmortal Che la reina, que fue acompañada por aplausos del público.

Tanto los Álvarez como el cantante Russo contaron con un buen soporte musical, que fue proporcionado por invitados de lujo, entre ellos Remigio Pereira, en el trombón; Lobo Martínez, en piano; Nene Salerno, en bajo; Riolo Alvarenga, en percusión; Julio Sosa, en guitarra; Martín González, en el bandoneón; y Mauricio Pinchi Cardozo Ocampo.

Es así como transcurrieron los Álvarez por el escenario ofreciendo un selecto repertorio en versión instrumental de clásicos locales y latinoamericanos. Escuchar los talentos de toda una familia se tradujo en una propuesta amena, interesante y creativa.

Artículo publicado en Última Hora, el sábado 29 de Agosto de 2009.
Ver esta nota en: http://www.ultimahora.com/notas/250394-C%C3%A1lido-e-%C3%ADntimo-recital-de-la-mano-de-una-familia

Don Giovanni: una ópera bien trabajada y de gran despliegue


Crítica artística. Un imponente montaje operístico desplegó el elenco de la Universidad del Norte (de Paraguay) con Don Giovanni, en su noche de estreno -jueves 20 de agosto de 2009- sobre las tablas del Teatro Municipal Ignacio A. Pane, de Asunción (Paraguay).

Por Sergio A. Noé Ritter

Pese a la extensión de la pieza -que alcanzó cerca de cuatro horas-, se logró mantener la atención de una platea que ocupó gran parte del auditorio capitalino.

El desempeño de los intérpretes tuvo un buen nivel, destacándose las potentes voces de Luis Ocampos (como Don Giovanni), Héctor Candia y Montserrat Maldonado.

La orquesta, bajo la batuta de Diego Sánchez Haase, tampoco quedó atrás en sus interpretaciones, las cuales mantuvieron su nivel hasta el final de la propuesta.

La ópera mostró a un Don Giovanni desenvuelto, coherente con su papel de mujeriego y alma libertina que encarnaba en la obra, desatando pequeñas risas en el público, a causa de sus pícaras, aunque crueles aventuras.

Las amantes del galán que compartieron el reparto -bajo los nombres de Ana, Elvira y Zerlina- se mostraron bastante convincentes con su rol de damas seducidas por el pérfido Don Giovanni.

Asimismo, estas actrices alcanzaron con gran comodidad sus registros vocales agudos, emocionando al público que las premió con sucesivos aplausos.

En el quinto cuadro de la ópera se vieron desnudos -que no cayeron en la chabacanería- como una traducción directa de la sensualidad, propia de un festín bacanal que acostumbraba a ofrecer Don Giovanni.

Durante la trama, el ballet de la UniNorte se mostró eficaz, ya que proporcionó el brío y la luz necesaria para cada escena, complementando hábilmente las apariciones de los protagonistas de la pieza.

Las diez escenas fueron prolijamente cuidadas, con una vistosa escenografía de Teresa Vasconcellos, que recreó con gran colorido ciudades, jardines, interiores de palacios, cementerios y otros espacios.

Esta ópera tragicómica -en dos actos y con música de Wolfgang A. Mozart- propuso una extensa obra con un lujo de detalles y vestuarios de la época apoyados por un preciso juego de luces y efectos escenográficos.

Todo esto convirtió a este despliegue de gran envergadura -conjugadas con interpretaciones de buen nivel- en una propuesta artística completa y bien trabajada.

FICHA TÉCNICA

Elenco:
Universidad del Norte

Dirección general:
Ana María Casamayouret

Dirección orquestal:
Diego Sánchez Haase

Artículo publicado en Última Hora, el domingo 23 de Agosto de 2009.
Ver esta nota en: http://www.ultimahora.com/notas/248935-Una-%C3%B3pera-bien-trabajada-y-de-gran-despliegue

Dolor y reclamos en clave de arte

Crítica artística a la obra teatral KyS. En el marco del Festival Internacional de Teatro de Asunción (Paraguay), se presentó en la noche del miércoles 19 de agosto de 2009, la propuesta escénica denominada KyS, del autor y director Jorge Villegas.
Sergio A. Noé Ritter

La puesta, a cargo del elenco argentino Zeppelin, se desarrolló en el auditorio de la Embajada argentina y desplegó sobre las tablas una representación de toque contemporáneo.

Ante una platea que no llenó la capacidad del auditorio, la ambientación minimalista y un preciso -pero sencillo- juego de luces, los intérpretes, Franco Muñoz y Diego Trejo, protagonizaron la historia de dos jóvenes argentinos asesinados en las manifestaciones de piqueteros por parte de agentes de seguridad.

La escena fue ocupada por estos dos jóvenes que mantuvieron todo el hilo de la trama dramática, con un tono de denuncia social y parlamentos cargados de palabras sueltas recitadas con un ritmo sincrónico y peculiar.

Con términos que denotaban exclusión social, los actores se erigieron como la recreación artística de las voces de una protesta callejera que terminó en tragedia.

El libreto se centró en el dolor de las víctimas que reclaman inclusión social y que intentan redimir, mediante el arte escénico, su derecho a condiciones de vida más justas en la sociedad.

Todo ello, gracias a un lenguaje contemporáneo mantenido con precisión y tensión durante media hora.

Artículo publicado en Última Hora, el viernes 21 de Agosto de 2009.
Ver esta nota en: http://www.ultimahora.com/notas/248471-Dolor-y-reclamos-en-clave-de-arte

Vitrales: El arte expresado en coloridas piezas

Foto: Beatriz Careaga, experta paraguaya en vitrales, en su taller de Asunción.

Estas creaciones resultan de la adecuada combinación de materiales de vidrio, de diferentes texturas y tonos. Las obras se utilizan en viviendas, edificios y templos. En Paraguay existen pocos especialistas del área.
Por Sergio A. Noé Ritter

El paso de la luz por los cristales muestra el verdadero esplendor de la artesanía del vidrio, cuya excelsa manifestación artística no se reduce al ámbito religioso.
Los vitrales son un arte muy antiguo, que se remontan desde el siglo XII, y cuyas primeras expresiones se aprecian en las catedrales europeas.
Sin embargo, los templos no son los únicos lugares que albergan vitrales, ya que hoy día proliferan en distintos espacios públicos y privados.
El arte en vidrio brinda una estética particular a un lugar, moldeando el ambiente en el cual se coloca.
“Los vitrales ofrecen la posibilidad de realizar un juego de luces y colores, hoy utilizado para decorar y ambientar templos, casas y empresas, dando un aspecto elegante al ambiente”, explica Cristina de Casañas, especialista en vitrales, de Villarrica (Guairá).
Por su parte, la experta Beatriz Careaga, de Asunción, afirma que el arte vitral engloba varias técnicas que pueden ser combinadas de modo conjunto.
La pasión de esta artesana por los vitrales comenzó hace 21 años.
“Ingresé a esta labor como resultado de mis viajes al exterior. Así aprecié la profusión de vitrales públicos y privados, en viviendas o museos. Tras sacar gran cantidad de fotografías, percibí un gusto estético por esto”, revela.
En tanto, Casañas dice que trabajar el vidrio “es todo un arte, ya que, como una pintura, uno puede crear sus obras y darle un toque personal”.

FORMACIÓN
Además del gusto estético, la formación es vital, ya que mejora la calidad de la producción.
“Cuando tomé la decisión de aprender, me formé en el Perú, con el maestro Julio del Carpio. Luego me capacité bajo la guía de Jorge Curutchet, en la Argentina”, cuenta Careaga.
Según explica la experta, estudiar en el extranjero fue algo casi obligatorio, debido a “la falta de escuelas en Paraguay y Latinoamérica que se dediquen a la enseñanza de esta rama artística”.

DETALLES
Realizar un trabajo artístico en vitrales tiene sus requisitos, así como todo un proceso creativo.
“Para la elección de los colores, observo inicialmente el espacio, tratando de respetar los estilos y la cultura del sitio, para así preparar una obra acorde al lugar”, explica Beatriz.
La experta añade que existen distintos tipos de trabajos, dependiendo del tamaño y las técnicas, que luego se reflejan en los costos finales de las distintas obras.
Según Careaga, el trabajo en vitrales comprende un proceso especial, que incluye “desde el boceto inicial, el diseño, la elaboración y su posterior colocación”.
Las aplicaciones y el campo de los vitrales también son bastante extendidos, ya que pueden ser puestos en viviendas, empresas y templos. Dependiendo del tipo de vitral, pueden ser estructurales -de gran formato-, decorativos, religiosos, o del ámbito de la restauración.
“A través de los vitrales se refleja una riqueza lumínica que provoca un ambiente de recogimiento e intimidad, especial para atemperar el ánimo, captado de mejor modo por personas de mayor sensibilidad artística”, explica Careaga.

RESTAURACIÓN
Un ámbito delicado es la recuperación y reparación de vitrales antiguos, que implica una larga planificación.
De modo resumido, Careaga indica que la restauración incluye una investigación histórica preliminar, un relevamiento fotográfico y un diagnóstico.
“Luego se remueven las partes dañadas de los vitrales, con el menor daño posible. Posteriormente, se las repara, para luego colocarlas en el mejor estado posible”, revela la experta.

Esta nota también está publicada en Última Hora Digital.
Ver vínculo: http://www.ultimahora.com/notas/243104-Vitrales:-El-arte-expresado-en–coloridas-piezas

Cambapu, nueva fusión rítmica de un joven arpista paraguayo

Foto: El arpista Francisco Giménez en su visita al Paraguay, en julio de 2009.

En busca de nuevos rumbos para la música nacional, Francisco Giménez, quien reside entre Argentina y Paraguay, lanza un innovador estilo, en el que une la galopa con la polca y variedad de ritmos afroparaguayos.
Por Sergio A. Noé Ritter

“Más que un hallazgo, el cambapu es el resultado de una búsqueda que combina música paraguaya con ritmos y acentuaciones de tinte afro del grupo Kamba Kua”, reveló el arpista Francisco Giménez, respecto a su flamante innovación.
El músico, que próximamente lanzará un nuevo disco, visitó brevemente Paraguay en julio (2009) pasado, antes de iniciar una nueva gira por Argentina.
En dicho país, lanza su octavo y último material discográfico: ‘El incomparable estilo de Francisco Giménez’, con polcas, guaranias y chamamés.
Con música de varios compositores locales, el disco incluye un tema con el estilo cambapu, que significa un adelanto de otro disco -aún en preparación-, que incluirá temas creados con su innovador género.
Refiriéndose a su nuevo ritmo, el arpista reveló que se trata de “un seis por ocho, donde el movimiento del bajo se inspira en la galopa, y la guitarra combina dos movimientos fusionados, con una polca amalgamada con acentos rítmicos de Kamba Kua”.
Como resultado, dijo, se obtiene el cambapu. “No es ni polca, ni galopa, ni ritmo africano, aunque suena a Paraguay, pero con reminiscencia negra”.

SU INFLUENCIA
Giménez se considera como “el paladín y el mayor difusor de la avanzada”, ritmo creado en los 80 por Óscar Nelson Safuán.
Con unos inicios polémicos, la avanzada -que mezcla polca y guarania- se constituye hoy como una de las grandes inspiraciones que marcaron la carrera musical de Giménez.
“Con ciertos tintes de avanzada, el cambapu se diferencia en la carencia de la guarania, proponiendo una melodía más armónica y rítmica, aunque sin abandonar la inspiración folclórica”, detalló el arpista.
Más que una creación, esta música significa un rescate, ya que “recurre a una fuente rítmica en vías de extinción, tratando de perpetuar el elemento negro, que también forma parte del mestizaje nacional”, explicó Giménez.
Para setiembre de 2009 prevé presentar al público su nueva propuesta musical. Actualmente, el cultor del arpa se prepara para los conciertos en Buenos Aires, Quilmes y otras localidades argentinas.

CARRERA
La trayectoria del guaireño Francisco Giménez comienza desde joven. En 1988, con tan solo 16 años, obtiene el primer premio en el Tercer Festival del Arpa Paraguaya, el cual le permite ir a Europa. Viaja junto al grupo Paraguay Ñe’ê por una gira de dos meses. Luego, prolonga su estadía en Suiza, tras ofrecer conciertos permanentes con el conjunto Los Pérez y Pérez, radicándose por 6 años en dicho país.
En 1998, se desempeña como artista oficial para los Juegos Olímpicos de Nagano (Japón), país al que viaja esporádicamente para ofrecer conciertos y clases magistrales.

“SAFUÁN FUE UNO DE MIS MENTORES”
Según Francisco Giménez, la aparición de la avanzada dentro de la música paraguaya marcó una tendencia en él, pese a ser criticada.
“Óscar Nelson Safuán creó gran polémica cuando lanzó la avanzada en los ochenta. Su primer tema titulado Avanzada sembró molestias entre los músicos, generando más críticos que defensores”, relató Giménez.
Reveló, además, que su primer contacto con el músico fue en el Festival del Arpa Paraguaya, en 1987, donde Safuán fue jurado.
“Estando en Europa el periodista y director del grupo Paraguay Ñe’ê, Mario García Siani, me comentó la vuelta de Safuán al Paraguay, en 1992. Por ello, volví al país para contactar con el músico e interiorizarme de la avanzada”, recordó Giménez.
En 1993, tras una breve vuelta a Suiza, Giménez comienza a componer sus propios temas al ritmo de la avanzada.
“Musicalmente crecí -en los noventa- con la influencia de Safuán. También tocaba en sus conciertos, y participaba en sus discos. Hacia 1997, comenzamos la etapa discográfica, donde él hacía los arreglos -oficiando de director artístico-, incluyéndome como artista solista”, expuso Giménez.

Esta nota también está publicada en Última Hora Digital.
Ver vínculo: http://www.ultimahora.com/notas/241491-cambapu–nueva-fusi%C3%B3n-r%C3%ADtmica–de–un-joven-arpista