"Cuesta mucho lograr cambiar la imagen estereotipada del bibliotecólogo"

ENTREVISTA A LA DOCTORA EMILCE SENA CORREA

En este espacio, la actual presidenta de la Asociación de Bibliotecarios Graduados del Paraguay, la doctora Emilce Sena Correa comenta sobre las áreas laborales y de formación de sus colegas, así como de la situación de los agremiados y las políticas a nivel local. Para la profesional, el 2009 se presenta como un desafío para su ámbito, ya que “cuesta mucho lograr cambiar la imagen estereotipada del bibliotecario”.

1. ¿Cuáles son los campos o áreas de acción laboral en donde puede trabajar un bibliotecario paraguayo?

En Bibliotecas, Archivos y Centros de documentación e Información de:

· Instituciones educativas, gobernaciones, municipios, centros culturales y bancos.

· Empresas distribuidoras de productos de la información, videotecas y bancos de datos.

· Museos, organizaciones internacionales, oenegés, empresas binacionales y clubes sociales.

· Hospitales, medios de comunicación y agencias de publicidad.

Además está preparado para coordinar redes y sistemas y emprender en forma privada en consultoría, docencia e Investigación, entre otros.

2. ¿Cómo está la situación de los bibliotecarios en Paraguay?

Una característica particular en el caso paraguayo es el ingreso al mercado laboral al inicio de los estudios de la carrera. A mitad de sus estudios la mayoría, si no todos los alumnos, se encuentran trabajando en bibliotecas y centros de documentación. Sin embargo, esto que podría parecer una característica positiva y reveladora de una alta demanda de estudiantes y egresados de la carrera no va pareja con un sueldo decoroso, sueldos que no corresponden con el nivel de la ocupación y formación.

La exigencia para el profesional de la información de un perfil laboral con altas calificaciones, la necesidad de permanente actualización, tanto en la propia disciplina como en disciplinas conexas; la necesidad de permanecer en el trabajo más horas que las del horario oficial y tener que asumir un número cada vez mayor de responsabilidades, ameritan una mejor remuneración.

Se cuenta con más de 300 bibliotecarios graduados universitarios, la mayoría de ellos agremiados en la Asociación de Bibliotecarios Graduados del Paraguay. Todos se encuentran trabajando en la Profesión o en áreas afines.

La evolución de las aplicaciones tecnológicas al campo de la información hace que constantemente se requieran profesionales hábiles en el manejo de tecnología para el procesamiento de información, para la elaboración de productos y servicios, y para la implementación de bibliotecas electrónicas y virtuales.

3. ¿Cómo está la formación del bibliotecario?

Reconocemos que en los últimos años la Carrera ha dado una nueva orientación a los estudios profesionales. Se ha puesto énfasis en los aspectos gerenciales y tecnológicos de la profesión orientando hacia la formación de gestores o gerentes de la información que posean habilidades y destrezas para diseñar, operar, añadir valor y evaluar sistemas de información y documentación, entre otras funciones, habida cuenta de que la información se ha tornado un recurso estratégico de vital importancia para un país. Esto a su vez exige del bibliotecólogo o profesional de la información un nuevo perfil: innovador, proactivo, creativo, emprendedor.

En el país la única institución que ofrece formación a nivel universitario es la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción. La carrera tiene una duración de cuatro años y medio, y el título que reciben es el de Licenciado en Ciencias de la Información. Se puede destacar el énfasis de la misma en tres áreas: Bibliotecas, Centros de Documentación y Archivos.

4. ¿Cómo ve la situación de los agremiados? ¿Alguna esperanza de mejoras?

El objetivo de nuestro gremio es justamente trabajar por la jerarquización de la profesión y dignificación profesional del bibliotecario.

En países como el nuestro donde existe una escasa valoración de las bibliotecas y de la información para el desarrollo cuesta mucho lograr cambiar la imagen estereotipada del bibliotecólogo. Ante prioridades como la salud, la alimentación y la educación porque la mayoría de la población carece de estos elementos básicos parece difícil lograr incorporar en las agendas públicas el tema de las bibliotecas y la preparación del capital humano para el trabajo en información. Son necesarios entonces no sólo planes curriculares nuevos, diversificados, flexibles, sino también Políticas de Estado, legislación apropiada, factores que aseguren para los próximos años el desarrollo de una profesión sólida que se posicione con facilidad en el mercado laboral y que abra nuevos espacios para su ejercicio.

5. Los bibliotecarios ¿cuentan con ayuda del sector privado o del Estado?

El mercado laboral de los bibliotecólogos en el Paraguay sigue siendo prioritariamente el de las bibliotecas de instituciones de educación superior.

Las autoridades nacionales no han percibido la potencialidad de la biblioteca pública y no están dispuestas a contratar en condiciones justas a un profesional para dirigirla, porque el tipo de labor que ellas esperan de la biblioteca no exige cuatro ni cinco años de estudios universitarios. Como consecuencia el puesto de bibliotecario es ocupado con frecuencia por una persona sin estudios especializados, quien, no obstante su buena voluntad, poco puede hacer por elevar la calidad del servicio. De este modo se diluye o inhibe la posibilidad de que la promoción o la gestión cultural, campo de trabajo de enorme proyección social para el bibliotecólogo sea desempeñado desde la biblioteca pública. La existencia de bibliotecólogos en este tipo de servicios públicos es fundamental no sólo por las ventajas derivadas de su preparación profesional sino también porque constituyen modelos visibles del rol social que el bibliotecólogo puede cumplir en la sociedad.

Igualmente ocurre con las bibliotecas escolares, en ellas el bibliotecario ocupa generalmente un rango inferior al del profesor, o sencillamente no ocupa esos espacios.

El apoyo estatal que se espera es la modificación de las exigencias para ocupar cargos en diferentes unidades de información. El perfil debe priorizar la formación profesional a nivel universitario, además de otras cualidades éticas y habilidades de comunicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s